Cronobiología nutricional | 6WT
52
post-template-default,single,single-post,postid-52,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-theme-ver-17.2,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive

Cronobiología nutricional

Un concepto de novedoso interés es el de cronobiologia nutricional, disciplina que estudia los ritmos biológicos (influyendo en los diversos sistemas de los que se compone nuestro organismo: neurológico, psicológico, hormonal y energético). Debemos tener en cuenta dos periodos a la hora de hablar de alimentación: de las 05:00 a las 17:00 y de las 17:00 a las 05:00.

De las 05:00 a las 17:00. Generan la energía necesaria para las múltiples actividades que nos ocupan durante el día aporte de tirosina, que permite la síntesis de dopamina y noradrenalina. Estas dos catecolaminas favorecen la activación física e intelectual.

De las 17:00 a las 05:00. Reparación y la regeneración celular; para esto necesitamos un aporte de triptófano, aminoácido precursor de serotonina y melatonina que favorece la serenidad, la relajación, la tolerancia a las frustraciones, la disminución de las tendencias compulsivas, la preparación al sueño, etcétera.

¿Qué comida?; ¿qué alimento?; ¿a qué hora?; ¿con qué finalidad? El secreto es aprovechar la máxima eficacia según los ritmos diarios. Hay que respetar el ritmo de cinco comidas diarias con horarios fijos y evitar trastornos del comportamiento alimentario (sensación de hambre, picoteo, adicciones). Hay que prestar atención a las interacciones alimentarias para optimizar la absorción de los nutrientes que ingerimos (hierro y calcio, hierro y vitamina C).

Por ejemplo los ácidos grasos saturados, tipo mantequilla o quesos deben tomarse por la mañana, para cubrir las necesidades energéticas del día. Los ácidos grasos poliinsaturados Omega3, por la noche, por su papel en la reconstrucción de las membranas celulares. En la merienda, incorporaríamos la fruta para favorecer el paso a triptófano y, así, favorecer la relajación. De este modo, haremos como decía Hipócrates: “Que la comida sea tu alimento y tu alimento tu medicina”.

  • El estómago se divide en dos partes, una pequeña (alrededor del volumen dos cucharaditas) y el resto. El intestino también se divide alrededor de 30 cm desde donde comienza, y todo se vuelve a conectar para que el alimento pase a través de la bolsa del estómago pequeño directamente al intestino delgado, y las secreciones del resto del estómago y la primera porción del intestino delgado se unen a los alimentos aproximadamente 120 cm más abajo....

  • Aproximadamente el 75% del estómago es eliminado permanentemente. El resto tiene una forma tubular larga, similar a la de un plátano o una manga de camisa. Aunque reducir el estómago puede contribuir a reducir el tamaño de las comidas inicialmente, se ha demostrado más recientemente que la manga funciona al aumentar los niveles de hormonas de saciedad. ...

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.